viernes, 10 de enero de 2014

Cápsula del tiempo en departamento en París.





1942, París estaba ocupada por el ejercito Alemán. La capital francesa era un bullicio de burdeles y sexo. La resistencia francesa indignada, ebullía por doquier y los oficiales del ejercito alemán, utilizaban París como destino recreativo para sus juergas . La capital francesa, ya no era un lugar seguro, ni agradable.

Una hermosa mujer, abandona un exquisito departamento. --Tal y como está-- Deja sus pertenencias y sale de inmediato hacia los Estados Unidos. Jamás regresaría, sin embargo, no deja de hacer los pagos por el inmueble. El departamento y todo lo que contenía, quedan sellados en una cápsula de tiempo, como si la propietaria solo hubiese salido a comer y nunca regresara.

La dama propietaria era una hermosa socialité  y actriz: Madame Marthe de Florian.

Marthe de Florian hereda el departamento a su nieta (Madame de Florian) y ella, jamás visita el departamento, continuando con los pagos hasta su muerte.  Al fallecer la propietaria, el Commissaire Priseur (Licitador-Subastador), abre por primera vez el departamento en 70 años. Una maravilla ilumina los ojos del licitador. El exquisito departamento Parisino, decorado a la usanza de los años en la  magnificencia de París, sorprende al mundo.

Olivier Choppin-Janvry, el Commissaire Priseur comentaba: "Había un olor a polvo antiguo". Al caminar bajo los altos techos de madera se percató del decorado caprichoso, así como de una vieja chimenea que utilizaba madera. Especialmente llamó su atención, una avestruz disecada sobre la que descansaba en su lomo, una manta de seda, además, de un muñeco de Mickey Mouse antiguo, reposando en la alfombra.

Las fotos son testigo del buen gusto de la propietaria y su exquisito estilo de vida.

Las piezas de mobiliario, así como el arte, habitaban el departamento, pero lo que más llamó la atención, fue una fina pintura que retrataba a la guapa Madame Marthe de Florian, firmada por Giovani Boldini, y acompañada de una carta de amor del pintor, dirigida a la socialité .  Mejor evidencia de la autoría del pintor, no podía existir. La pintura fue vendida en 2.1 millones de Euros, siendo la pintura más cara registrada para Boldini.

El descubrimiento de esta joya, deja puertas abiertas a muchas historias, empezando por conocer más de  Madame Marthe de Florian y su nieta. Artículos que próximamente compartiremos.





1 comentarios:

Katya Quiñones dijo...

Quedé fascinada con este suceso de la historia real, del París antiguo, ojalá sigan publicando más acerca de este tema.

Gracias

ARTICULOS RELACIONADOS

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Design Blog, Make Online Money